Lucera

Lucera

Lucera nació con una discapacidad en las piernas y rápidamente nos dimos cuenta de que necesitaríamos ayuda de un especialista. Como podéis ver en el vídeo una de sus rodillas no se podía extender, uno de sus tobillos estaba muy débil y ambas piernas están desalineadas con los hombros, lo que le hace andar con mucha dificultad.

Después de hablar con el veterinario, pedimos cita con un cirujano ortopédico para ver qué podríamos hacer.

Cuando llegamos al hospital el cirujano nos dijo que podríamos intentar extender los tendones de la parte posterior de su pierna más mala porque eso ayudaría a enderezarla, pero que no había garantías de que algún día llegase a poder andar con normalidad… Decidimos intentarlo y al día siguiente fue operada.

Después de una gran espera con los nervios a flor de piel fuimos a buscarla y afortunadamente todo había ido bien. En el hospital todos se habían enamorado de ella (¡¿y quién no lo haría?!). Ahora está de vuelta en el santuario en rehabilitación y trabajaremos duro para que sus piernas se recuperen en los próximos meses. 

Lucera Lucera

¡Vaya! No hemos podido localizar tu formulario.

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Pinterest
Hide Buttons